Mantén controlados los alérgenos dentro y fuera de casa

Durante los últimos años las alergias e intolerancias alimentarias se han multiplicado, tanto en personas adultas como en niños. Esta patología que en muchos casos no está diagnosticada puede producir problemas digestivos, dolor de cabeza, sobrepeso… pero hay casos en que los síntomas son más llamativos o peligrosos, provocando irritaciones en la piel, problemas respiratorios o digestivos.

Este aumento de las intolerancias se ha visto potenciado por el aumento de la contaminación, el mayor consumo de alimentos procesados, la carga genética, los aditivos entre otros motivos.

Y es que no somos conscientes, hasta que nos toca de cerca, de la cantidad de productos que contienen aditivos o gluten o leche…

La detección de una patología de este tipo, especialmente cuando se da en un hijo, puede provocar cambios tan drásticos como pasar de un día vivir feliz en la ignorancia y al día siguiente te encuentras revisando con lupa cada una de las etiquetas del lineal del super al hacer la compra. Por suerte cada vez hay más marcas y supermercados que cuentan con productos sin gluten o sin lactosa, ampliando la variedad de productos apto para quienes sufren estas afecciones, sin embargo, estos productos suelen tener un precio bastante más elevado que los normales.

Y es que cuando por fin, tras haber buceado intensamente entre etiquetas y foros de internet para saber qué productos puedes consumir, y cuales has de desterrar de la lista de la compra, se te ocurre salir de casa, ya sea a casa de unos amigos o a un restaurante, de nuevo tienes que comenzar las averiguaciones de cada cosa que el niño o niña puede encontrar al alcance de su boca.

La regulación de los locales de hostelería también ha ido evolucionando, obligando a estos a ofrecer a sus clientes, en las cartas, información sobre los posibles alérgenos que pueden encontrarse en los platos.

Con BR los locales cuando configuran los productos de sus cartas pueden incluir los ingredientes, y por lo tanto información sobre alérgenos, así como otros tipos de información sobre cada uno de los productos de la carta.

Por otro lado cuando un usuario se da de alta en la aplicación BR, puede configurar entre sus preferencias si es alérgico a algún tipo de producto. Cuando un cliente solicita en la carta de un local un producto que está marcado con un alérgeno el  cual tiene configurado como que es alérgico, la propia aplicación emitirá un mensaje de aviso para informando al cliente antes de pedirlo.

Por ello BR nos ayuda a locales a cumplir con la regulación vigente y al mismo tiempo hace más sencillo a los usuarios localizar aquellos platos susceptibles de sentarles mal.

¿Quieres saber cómo instalar BR en tu bar, restaurante, hotel o cafetería? Ponte en contacto con nosotros o solicita una demostración gratuita pinchando aquí.

Dejar una respuesta

Navegación